Menú
Catálogo

No hay fuego sin humo

Si tu estufa Termofor TMF, ya sea para sauna o calefactora, de repente empieza a echar humo  calienta mal, seguramente el problema no sea de la estufa en sí. Las razones más comunes por las que pasa suele ser por un montaje inadecuado sin seguir las instrucciones del manual.

En primer lugar, compruebe el estado del tubo de la chimenea para asegurarnos de que el sombrerete no tapa por completo la salida de humos. Otro momento a verificar es el diámetro y la largura del tubo. Si estos no son los adecuados pueden darse fugas de humo y si, también, está bien ajustado a la pared, en particular, si es un tubo metálico.

Otro punto importante es no conectar al mismo tubo diferentes aparatos calefactores, ya que disminuiría la fuerza de empuje.

Antes de realizar la instalación deben llevarse a cabo varias comprobaciones para evitar problemas con nuestra estufa de leña en el futuro. Por ejemplo, hay que asegurarse de que la afluencia de aire en la habitación donde queremos instalar la estufa es suficiente, sobre todo si tiene puertas o ventanas herméticas.

Y, por último, realice, a ser posible, la primera quema de leña en el exterior, de este modo evitará vapores y humos indeseados en su hogar producidos por las pinturas y/o esmaltes.