Menú
Catálogo
  • Inicio
  • Blog
  • ¿Cómo elegir la mejor leña para tu estufa?

¿Cómo elegir la mejor leña para tu estufa?

Cuando adquirimos una estufa de leña, una de las etapas más importantes es la selección del tipo de leña. No todos valen y si lo que queremos es sacarle el mayor rendimiento a nuestra nueva adquisición, necesitamos tener en cuenta los siguientes aspectos.

 estufas de leña

Estufa de leña Battery Fire de TMF

 

Opta siempre por la leña seca. A diferencia de la verde, aporta el doble de poder calórico y esto conlleva un importante ahorro energético y económico.

Normalmente, la leña se clasifica en dos: dura y blanda dependiendo del árbol del que se extrae. Para una estufa lo ideal es utilizar leña dura. A continuación te mostramos 3 ejemplos de este tipo de leña y sus características:

  • Encina: Este tipo destaca por su alta densidad, 1000 kg/m3. Su leña se consume muy lentamente, por lo que contribuye al ahorro y con una carga asegura mucho tiempo de funcionamiento. Cabe también destacar el agradable aroma que desprende este árbol;
  • Olivo: Esta leña prende rápidamente, por ello es ideal para barbacoas o para usos no continuados de una estufa para la que necesitemos un encendido rápido. Además, hace menos ceniza que la mayoría de leñas;
  • Roble: Este tipo está especialmente indicado para estufas abiertas, barbacoas y hornos de asar, debido a su elevado poder calórico. Es de combustión lenta y aporta mucha durabilidad.

Existen más tipos, pero principalmente, y dadas las características de la geografía española, recomendamos los tres anteriores.

 estufas de leña

En general, el uso de estufas de leña nos permite utilizar un combustible lleno de ventajas entre las que destacan:

  • Se trata de una fuente de bioenergía neutra en cuanto al CO2;
  • Es un combustible que se puede almacenar de un año para otro;
  • Fuera de temporada, la leña puede usarse a modo decorativo.